Casa de Hermandad

Casa de hermandad

Uno de los bienes más preciados con los que cuenta la cofradía, aparte de sus sagradas imágenes titulares, es su Casa de Hermandad, la cual desde 1991 se encuentra en la calle San Antonio del Plá, nº 26. La creación de este espacio común para los cofrades, fue un acto arriesgado en un tiempo en el que prácticamente ninguna cofradía de la ciudad contaba con una sede social oficial en la que realizar vida de hermandad, pero se ha demostrado que ha sido uno de los movimientos más inteligentes y acertados de cuantos se han emprendido por la cofradía.
Y es que contar con un espacio propio en el que trabajar día a día en pos de la misma, el tener un lugar donde guardar y mostrar a los hermanos parte del ajuar de nuestras imágenes titulares, o poder tener los pasos de la Hermandad resguardados en su interior justifica el esfuerzo que conllevó este ambicioso proyecto.

Casa de hermandad

Nuestra Casa de Hermandad se divide en dos grandes espacios. Por un lado, nos encontramos con la zona en la que se conservan los pasos procesionales y las parihuelas de ensayos lo que permite que todos los trabajos relacionados con la labor de los costaleros, costaleras y sus capataces estén centralizados al máximo.
En esta misma zona de la casa de hermandad también se cuenta con un gran espacio situado en una zona elevada donde se guardan gran parte de los enseres de la cofradía como el juego de tambores que cada Martes Santo rompen el silencio de las calles de Elche.

Casa de hermandad

La otra gran zona en la que se divide la casa de hermandad está destinada a permitir que todos los hermanos se reúnan sin problemas para hablar sobre todas las cuestiones relacionadas con los asuntos cofrades, reuniones de colectivos, convivencias, asambleas o, por qué no, simplemente para reunirse un día para almorzar junto a otros hermanos.
Aquí también se realiza tareas de gestión administrativa gracias al pequeño despacho que encontramos al fondo donde se desempeña labores de secretaría, entre otras.

Casa de hermandad

Pero uno de los aspectos más interesantes de esta Casa de Hermandad, como se apuntaba líneas más atrás, es el poder contar también con un lugar en el que exponer parte del ajuar de las imágenes titulares y demás detalles adquiridos por la cofradía durante sus años de historia. Así, la imagen restaurada del Cristo caído que procesionó después de la Guerra Civil hasta 1952, algunas de las vestimentas del Señor y la Santísima Virgen, joyas y coronas de la Virgen del Rosario; la cruz de salida que lleva a cuestas Nuestro Señor Jesucristo, estandartes e insignias, incensarios, etc .

Casa de hermandad

En término económicos, el contar con este espacio propio supone también un ahorro de dinero invertido anualmente en el pago de alquileres, lo que al final repercute positivamente en las labores sociales de la cofradía. Por otro lado, gracias a esta sede social, desde hace unos años la cofradía celebra también en la misma festividades como la de San Pascual, lo que nos permite realizar vida de hermandad durante todo el año.