Enseres

Además de los Pasos procesionales, la cofradía dispone de varios elementos que ayudan a otorgar un mayor esplendor al cortejo procesional tal y como puede ser las distintas insignias que conforman los tramos de hermanos cofrades durante la estación de penitencia. Igualmente, hay que incluir en este apartado los elementos que conforman el ajuar de las Imágenes, donde podemos encontrar piezas de gran valor, tanto artístico como sentimental. Entre los distintos enseres, podemos destacar los siguientes:

 

Insignias

  • Cruz de Guía: Tiene especial importancia ya que es la insignia que abre el cortejo procesional. Realizada en madera de cedro con aplicaciones de orfebrería en metal plateado con el escudo en su centro. Es una de las insignias con mayor antigüedad de las que posee la cofradía.
  • Estandarte: Se trata de la insignia más importante de la cofradía, pues siempre está presente en cada acto en el que la Hermandad debe estar representada. Esta confeccionado en terciopelo negro con el escudo de la corporación bordado y se sitúa en el primer tramo del Paso de Misterio.
  • Libro de Reglas: Esta insignia figura en el tramo del Paso de Misterio, acompañado por dos mantillas. El Libro contiene los estatutos por los que se rige la Hermandad y sus tapas están realizadas en plata repujada sobre terciopelo granate (Orfebrería Manuel de los Ríos de Sevilla).
  • Cruz Parroquial: Ésta insignia la cede la Parroquia de San José para la salida procesional de la cofradía y se sitúa en el primer tramo de nazarenos del Paso de Palio, siempre acompañada por acólitos. Está realizada en plata, se desconoce autoría y antigüedad y preside el altar mayor de la Iglesia de San José.
  • Juego de incensarios y varas de mando: Realizados en metal plateado y repujado. Cada Paso está precedido de un cuerpo de acólitos turiferarios, produciendo la extensa nube de incienso que acompaña cada Paso de la Cofradía.

 

Ajuar

  • Túnicas del Stmo. Cristo de la Caída: La Imagen del Señor dispone de diversas túnicas de distintas tonalidades aunque cabe destacar la túnica morada bordada en oro que, además de ser la más rica, es la más antigua que posee la Imagen, pues data de 1942, siendo una túnica con la que ya procesionó la anterior Imagen del Santísimo Cristo de la Caída . En la actualidad, exceptuando determinadas ocasiones, el Señor procesiona con túnica de terciopelo lisa en tonos morados con cíngulo dorado. Además, posee un amplio joyero como broches y gemelos, siendo la mayoría de ellas donaciones de fieles.
  • Sayas y Mantos de la Virgen: De la misma forma que el Cristo, María Santísima del Rosario dispone de un, cada vez, más amplio ajuar destinado a vestir a la Imagen dependiendo del tiempo litúrgico que corresponda. En la actualidad, se disponen de ternos completos de hebrea, luto, inamculada, etc., varias sayas de diferentes tonalidades, y distintos mantos de camerín y de salida.
  • Saya de Elena Caro: Cabe destacar la magnífica saya, bordada en hilo de oro sobre terciopelo burdeos en los talleres de Esperanza Elena Caro (Sevilla). Fue estrenada el Martes Santo del año 2007.
  • Saya de tisú: Estrenada en 2015, se trata de una saya blanca en tisu y bordada en oro y sedas de distintas tonalidades por D. Francisco Paredes a partir de un diseño de Álvaro Abril. 
  • Corona, Diadema, Aro y Medialuna de la Virgen: La Santísima Virgen luce en sus salidas procesionales la Corona que donaran sus camareras, realizada en alpaca con baño de oro por orfebrería Fernando de la Poza. Del mismo orfebre es la Diadema, el Aro de estrellas que luce normalmente cuando es vestida de hebrea, así como la Medialuna que luce a sus pies.
  • Rosa de pasión: Realizada en metal con baño de oro y apliques de pedrería, obra de los orfebres hispalendes Jose Carlos Vicente y Juan Carlos Coradi.
  • Rosarios y Joyas de la Virgen: María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos cuenta con innumerables joyas, la mayoría de ellas donadas por hermanos y devotos, que las camareras custodian con especial cuidado. Entre ellas podemos destacar el broche añado en oro con su nombre “Rosario”, o las distintas cruces pectorales, pero especialmente el Rosario de Nácar que fue donado por sus camareras.

     Saya de tisú de María Stma. del Rosario